Ven a descubrir los lugares de fe en Tacámbaro


Tacámbaro cuyo nombre en purépecha significa “Lugar de Palmeras” es un pueblo mágico localizado a sólo treinta minutos de la ciudad de Pátzcuaro, región que concentra el mayor número de sitios turísticos del Estado de Michoacán, descrito por viajeros como “un lugar de riqueza natural y cultura exquisita”
 
Una de las más grandes riquezas de la región es la concentración de lugares para renovar la fe, principalmente Iglesias que representan destinos ideales por su arquitectura y arte sacro.
 
Entre los destinos de fe más importantes se encuentra, por ejemplo, la Capilla de La Magdalena, uno de los sitios más relevantes para Michoacán y México. Construida en el siglo XVI fue la primera capilla de la región, el lugar donde la diócesis de los Agustinos empezó con su evangelización y la subsecuente fundación de Tacámbaro; la Capilla de La Magdalena es, por sí misma, la piedra angular de la ciudad puesto que la mancha urbana creció alrededor de su edificación. Estuvo perdida en el tiempo hasta 1983, año en el que expertos en historia y arquitectura redescubrieron el lugar y comenzaron una labor de restauración que duró hasta 1998. Con estilo plateresco y barroco, la Capilla de La Magdalena es una joya de la historia novohispana que nadie debe pasar por alto.
 
Otro destino importante es el Templo de La Virgen de Fátima, una obra de arquitectura moderna cuya construcción inició el 29 de marzo de 1952 y culminó el 26 de octubre de 1967. Este santuario alberga a las vírgenes refugiadas de los antiguos regímenes en Polonia, Hungría, Cuba y Lituania, aparte de una adicional proveniente de Coromoto, Venezuela y que no está abierta al culto. En el sótano del santuario se construyó una réplica del Santo Sepulcro de Jerusalén, uno de los principales atractivos de esta iglesia. También cuenta con un hermoso vitral de la Virgen de Fátima que lo convierte en uno de los templos más visitado por los habitantes de la zona y los turistas.
 
Otro de los destinos más relevantes de Tacámbaro es la catedral que estuvo en construcción entre los años de 1538 y 1567. Con el paso de los siglos no sólo ha sido testigo del crecimiento y evolución de la ciudad, sino también de sus propias destrucciones parciales. Ha sufrido incendios y restauraciones que han curtido su apariencia hasta el día de hoy. Ahora tiene un estilo de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Entre los principales atractivos del santuario se encuentra un retablo de bronce ubicado en el sagrario el cual representa al trono de Dios.
 
Finalmente se encuentra el Templo del Hospital, llamado así por los centros comunitarios instituidos por Don Vasco de Quiroga, fundado también por la orden de los agustinos en 1538. Hoy día sólo está en servicio la capilla donde se venera a la inmaculada concepción que cada mes de diciembre suma su culto a las festividades del pueblo.
 
El turismo religioso en Tacámbaro tiene numerosos bastiones que lo vuelven una opción ideal para renovar la fe o conocer la historia. La influencia europea en la arquitectura y el arte de un pueblo mágico es muestra de la fusión cultural que caracteriza a nuestro país, algo que le ha dado forma al legado cultural de nuestras ciudades.
 
¿Tú ya conoces estos lugares? ¡Ven a Tacámbaro! pregunta por estos y otros destinos en Quinta Sauz Hotel Boutique & Spa. Vive una experiencia única llena de exquisita riqueza cultural.

bodas


Una experiencia única para dos